dimecres, 12 de desembre de 2012

257- Dos dianas terapéuticas bloquean la metástasis en un tipo de cáncer infantil



El laboratorio de Investigación Traslacional en cáncer pediátrico del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) de Barcelona ha identificado dos nuevas proteínas implicadas en el proceso de metástasis en el rabdomiosarcoma, un tipo de cáncer infantil que supone el 8% de los casos de cáncer en niños. Concretamente, el nuevo estudio identifica las proteínas integrina-α2 y N-cadherina.

Hace un año y medio, el mismo equipo ya identificó la implicación de una vía de señalización –vía Notch– en la agresividad y la capacidad invasora y de metástasis de los rabdomiosarcomas, y ahora ha dado un paso más en el conocimiento de esta vía.

La vía de señalización Notch desempeña un papel clave en la proliferación celular, el crecimiento y la diferenciación de las células de rabdomiosarcoma. También controla su capacidad migratoria y de formación de metástasis y, por tanto, la agresividad que los caracteriza. La sobreexpresión de componentes de esta vía está implicada en diversos tipos de tumores.

El estudio, que se ha llevado a cabo gracias a la ayuda de La Marató de TV3  y que se ha publicado en el British Journal of Cancer, identifica por primera vez la implicación de estas dos proteínas en el rabdomiosarcoma.

Estas biomoleculas están “muy relacionadas con la adhesión de las células tumorales, la velocidad a la que se pueden mover y su capacidad invasora o de germinar en otros órganos. Inhibir estas proteínas podría desacelerar o bloquear este proceso de metástasis y, por tanto, podrían considerarse dos nuevas dianas terapéuticas”, explica el Dr. Josep Roma, uno de los investigadores del proyecto.

El estudio ha utilizado anticuerpos monoclonales que bloquean la acción de estas proteínas, lo que se ha traducido en una disminución de la capacidad invasiva de las células tumorales in vitro y, a pesar de tratarse de un tratamiento muy experimental que precisará de validaciones y ensayos clínicos posteriores, existen ya inhibidores selectivos de estas proteínas en fase de ensayo clínico en otros tumores. Por tanto, una vez validados los resultados con los estudios necesarios, su aplicación podría darse relativamente pronto.
“Conocer las vías de señalización celular responsables de la agresividad de los rabdomiosarcomas permitirá identificar qué tumores tienen más capacidad para hacer metástasis a distancia, y nos permitirá incorporar una nueva estrategia terapéutica a la quimioterapia estándar”, indica Soledad Gallego, responsable del estudio.

Oncólogos pediátricos e investigadores han visto un aumento de la supervivencia del cáncer infantil durante los últimos 15 años, gracias a nuevos tratamientos más individualizados y a una mejor definición molecular del tumor. Aún así, un 20% de los niños con cáncer no se curan
Fuente: SINC