dissabte, 3 de maig de 2014

369- Una joya de la naturaleza en lucha por la supervivencia

Lynx pardinus
El lince ibérico, conocido con el nombre científico de Lynx pardinus, evolutivamente forma parte de la línea de los grandes carnívoros (tigres, leones, jaguares y leopardos), de los que se separa hace tres o cuatro millones de años. Por su apariencia física, de una manera intuitiva frecuentemente se asocia a cualquiera de las otras líneas de felinos existentes, pero el lince ibérico está más próximo a un tigre que a un gato en la escala evolutiva.

El lince ibérico es un carnívoro estricto de mediano tamaño. Su peso medio ronda los 12,5 kg, existiendo diferencias significativas entre machos y hembras, con desviaciones respecto de la media de hasta 3 kg para cada sexo, siendo los machos los de mayor tamaño. Su longitud media de unos 80 cm y su altura en la cruz de uso 45 cm le dan un aspecto grácil.


Sus características más llamativas son las ya descritas como generales de los linces: pinceles, barbas y cola corta con un borlón negro apical. A estas se le han de sumar las propias de los felinos: llamativos ojos frontales, que le dan precisión en la medición de distancias propia de cazadores de cortas distancias; grandes globos oculares que le permiten ver en condiciones de baja luminosidad; orejas hirsutas y triangulares, antesala de un oído fino capaz de detectar el discreto caminar de las patas insonorizadas por pelos de los conejos; manos desproporcionadamente grandes, útiles para apresar con firmeza sus presas y con aguzadas uñas para impedir su escapatoria, que se mantienen siempre afiladas por ser retráctiles. Llama la atención su elevada grupa como consecuencia de unas largas patas traseras que permiten desarrollar saltos muy ventajosos en la caza.

En el siguiente vídeo,del canal adn-dna.net en Youtube, se ver el entorno ecológico en el que se localiza el lince y algunas de las medidas que se pueden aplicar para su protección.


 No más atropellos de lince

La WWF promueve en estos momentos una campaña para evitar el atropello de los ejemplares de esta especie. Este animal sólo vive en la península Ibérica donde, según los últimos censos, resisten unos 320 ejemplares, repartidos en 4 poblaciones, el de Doñana su entorno y las población de Sierra Morena repartida en 3 núcleos Andújar-Cardeña (Jaén-Córdoba), a los que habría que añadir las recientes poblaciones de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén) creadas en los últimos años con animales liberados procedentes de otras poblaciones y de centros de cría en cautividad. ( Fuente: WWF)

Se puede participar en la campaña, firmando en favor de su protección, a través de la web wwfenaccion.com/lince

Los lectores de los blogs: adn-dna, biologia i naturalesa , canal adn-dna.net a YouTube y los usuarios del aula virtual de ciencias de la naturaleza adn-dna.net pueden explicar, en el apartado de comentarios de este post, otras informaciones adicionales sobre la conservación de esta especie.
 
Nota: Para comentar se recomienda seguir las intrucciones indicadas  en el post 341 de este blog.